Seleccionar página

Feliz Yule, you witchas!

por | Dic 21, 2018 | Daily life, Inspiration, Journal, Patterns | 0 Comentarios

El otro día estaba pensando a cerca de los bloqueos para escribir sobre punto. Escribir sobre el stash propio y el de los demás, hablar de patrones o de técnicas o en qué es aquello que me sigue aportando valor cuando leo (y escribo) sobre punto.

Me gusta muchísimo como escriben Anna Maltz o Clara Parkes y pienso en ellas muy amenudo como inspiración personal y también como tejedoras con las que me identifico.

green-chameleon-21532-unsplash

Imagen: Green Chamaleon

Pues bien, agarrada a mi taza de té, me di cuenta que el principal bloqueo para hablar de punto o de patrones de punto es que estaba intentando ser “imparcial”. Creía que se debe escribir sobre el punto desde una objetividad técnica en la que el juicio máximo que una tejedora puede espetar es el de “me gusta” o “mira qué bonito”.

Estamos muy “malacostumbradas” por las reglas de San Instagram a hablar de punto en unos términos y con un lenguaje concreto y, yo… gracias a mi “Stash de Adviento” he aprendido a que, quizá, hay otra manera de hablar de punto.

Bueno, gracias a mi “Stash de Adviento” y gracias a mi news (¡Apúntate desde aquí si aún no la recibes porque lo vas a pasar muy bien leyéndome cada lunes!).

Lección aprendida, me he puesto manos a la obra para hablar de punto cómo yo sé hablar de punto y es: como una parte de mi rutina cotidiana. Y de lo que muchos han visto como “mi costumbrismo”.

Hoy, se celebra el Yule. El Solsticio de Invierno o la Noche más larga del año.

Así que hoy… llevo mi Wicked como amuleto para que me acompañe en este día de oscuridad e introspección en el cual me gusta encender velas por toda la casa para “protegerla” y enriquecerla de la magia creativa que nos rodea y que, no quiero dejar de absorver.

WICKED SWEATER Soriknits

Patrón Wicked Sweater – Soraya García
Lana: Robledal de la Santa

Soy una persona de agua y de fuego. Las dos cosas… supongo que es por ser cangreja y porque todos mis apoyos espirituales son escorpio. ¡Uy! ahora ya has descubierto que soy una fiel creyente del zodiaco… no en plan “Vogue”, ¡eh! ¡seamos serios!. Pero sí me gusta pensar que la gente es muy distinta según el mes en el que ha nacido. Yo soy de verano y me hacen falta las personas de invierno. Lo siento así y así es como pasa y funciona, porque mis mejores amigos son de invierno.

¡Volvamos al Yule y los rituales paganos para celebrar el solsticio invernal!

Este mes… sea como sea, he conseguido liberarme de un montón de pesos mentales y hoy… como por arte de magia he decidido empezar un “diario”. He escrito diarios toda mi vida, excepto durante un largo periodo de falta de inspiración y sobre todo, falta de constancia. He comenzado con un diario de 5 minutos pero, me he dado cuenta, de que llevo casi todo el año escribiendo un diario tejeril en el que voy apuntando un montón de notas desordenadas sobre los patrones que tejo y que quiero tejer.

Hoy, he decidido ponerme el reto de hacer que ese diario lanero sea un poco más organizado para que… a finales de 2019 pueda ver con ilusión como mis ideas y mis propósitos del año impar se han ido cumpliendo. No sé si seré capaz, pero voy a intentarlo.

Supongo que ahora sería el momento perfecto para hacer una lista de tejeribles para 2019, pero creo que tengo ya tan comprometido el primer semestre que con completar el Kal que organiza Vanessa Pelissa para tejer juntas el Throwback de Andrea Mowry me daré por satisfecha. (Creo que el Throwback va a ser mi Zweig de 2019).

Escribo este post para poder exorcizar los miedos de 2018 y para darme la oportunidad de empezar a escribir sobre punto con mi voz y desde mi mundo de costumbres peculiares que enriquecerán vuestros ratos de tejer tanto como está receta de “Mulled Wine” que vamos a preparar hoy.

Comparto contigo 5 “rituales” para celebrar la noche más larga del año:

  • Encender velas por toda la casa para “llenarla de luz y calor” en la noche más oscura.
  • Ver una peli romántica. Pero, de las romáticas de verdad… una como “Drácula” o “Fránkenstein”… Hoy voy a ver “El caballero oscuro”. (Escuchad la banda sonora, ¡por fa!).
  • Preparar sopa de cebolla y vino especiado. ¡Lo mejor del invierno son las sopas! ¿no os parece?
  • Comenzar a tejer un Wicked que tengo que regalar por Navidad.
  • Escuchar pop francés que alegre este frío, frío día

*Voy a viajar a Madrid el lunes… así que, espero poder seguir escribiendo la news y también en el blog durante las vacaciones, si los compromisos y la vida se interponen…

¡Felices fiestas, tejedoras! ¡Desead con fuerza un 2019 lleno de puntos del derecho!

Soraya García

Soraya García

knitter in command

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This