Seleccionar página

Pantone 2019: Living Coral. Un color ingobernable

por | Dic 8, 2018 | Inspiration, Journal |

¡Chúpate esa, Millenial Pink!

¡Vamos a empezar a hablar de color como se merece!

Los que me conocéis sabéis de mi relación psicomágica con el color. Me niego a decir que “sufro” o “padezco” sinestesia porque es absurdo verlo como un padecer. La sinestesia es un disfrute y un proceso alucinógeno que nos envuelve, y conecta nuestros sentidos en un juego metafórico y parasintético.

Así que, en otro alarde de dejar ir mis miedos, ¡hablemos de color!

Pantone acaba de anunciar el color del año para 2019. Y no. No es el Millenial Pink hacia el cual parecían apuntar todos los pronósticos.

El Living Coral es un color brillante y vibrante que hará de 2019 un año inspirador y revelador.

Si el año pasado os invitaba a interpretar el Ultravioleta como una luz y no como un color y os explicaba porqué no “era morado”. Este año vengo con los juegos tonales para deciros que no es rosa y no es naranja. El color coral se nutre de unas vibraciones plásticas mucho más untuosas que cualquiera de los otros dos colores, en los cuales lo material es prácticamente inexistente.

Hablemos del coral:

El coral es un color romántico (entiéndanse aquí sus connotaciones positivas y negativas) y profundamente intuitivo. El dominio de las paletas coral… ¡no es fácil! Este año, queridos tejedores… ¡Nos vamos a divertir!

El coral es un color enérgico, vibrante y positivo en la mayoría de los casos. Pero, escuchad atentos porque el coral es un poco como los Gremlins. No lo mojes, lo le des de comer pasada la media noche y no se te ocurra, bajo ningún concepto, que le de la luz directa.

Os pongo un ejemplo:

Coral Pallete

Esto es lo que le sucede al coral cuando lo ponemos en contacto con el azul (¡y, es aún peor con el turquesa!). El coral sufre delirios “kitsch” y puede volverse irreversiblemente hortera. ¡Ojo con los dorados si usted no se llama Rose Bertin!

marie-antoinette- sofia coppola

marie-antoinette- sofia coppola

No nos confundamos. El coral es un color de tierra, no de agua. Es un color casi volcánico. Incontrolable. Maleable si se le deja fluir y terriblemente hiriente si se intenta dominar.

Veámoslo en acción pictórica:

Il-giardino-delle-delizie-3-1

El Bosco nos propone un viaje en un extraño melocotón de color coral.

Paul_Cézanne Self portrait

Paul Cézanne – Selfie

 

Les_Demoiselles_d'Avignon Picasso

Picasso, Las Señoritas de Avignon

 

Balthus - El Sueño

Balthus – El Sueño

 

Museo Thyssen- Bornemisza

BECKMANN, Max: Quappi con suéter rosa, 1934-1934

Aprovecho para recomendaros la maravilla de exposición que tiene actualmente el Thyssen (Madrid) sobre el pintor Max Beckmann, un absoluto maestro del coral.

 

Como os decía… el coral es un color de impresiones y melocotones. Un color que vive bien rodeado de la paz de los grises y los huesos. Un color al que es mejor no despertar…

Así que mi consejo para el 2019 es que lo dejéis vivir y gobernar, porque sólo reinará doce meses. Dejadlo ser, sin limitaciones. Probablemente, no os sirvan los rituales clásicos de los complementarios, ni las medias tintas de los adyacentes.

El coral se difumina en la arena y los nubarrones, se saborea mejor cuanto más ahumado y se deja untar cuando lo rodeamos de amarillos apagados. Pero, tened cuidado con las selvas y las aguas marinas. No os dejéis llevar con facilidad por los infieles ultramares ni por los vidrios ni las hiedras.

En todo caso, echad mano al año pasado y ponedle el único collar con el que uno puede someter a un coral: el violeta intenso.

Si os apetece tejer en color coral… os invito a disfrutar del patrón premonitorio que diseñé para BELLOTA 2.

Bellotaknits 2 Chaleco tejido a mano Alice

Foto: Víctor Fernández-Peñaranda

 

Y si quieren empaparse completamente en coral… viajen  a Venecia, amigos.

cristina-gottardi-462734-unsplash

Soraya García

Soraya García

knitter in command

 

La caja de PANDORA… Hoy os hablo de PATREON. ¿Me invitarías a un café 2.0?

Hoy, destapo una caja de Pandora que ha de abrirse ya: debemos plantearnos si los creadores que  cada día alimentan nuestra imaginación o nos ayudan a aprender, a crear o a pasar un rato… ¿merecen una pequeña compensación económica que ayude a sus canales de creación a mejorar o simplemente como forma de agradecimiento?

Edito Diciembre. Las listas de fin de año.

Y con este mes estupendo para las tejedoras que gustamos de refugiarnos en nuestras madrigueras al calor de una manta y sacándole todo el jugo posible a nuestra adicción a “knitflix” llegan también… ¡las listas!

0 comentarios

Share This