Seleccionar página

Edito Diciembre. Las listas de fin de año.

por | Dic 3, 2018 | Editorial, Journal | 2 Comentarios

¿Ya estamos en diciembre?
¡Eso parece!

Y con este mes estupendo para las tejedoras que gustamos de refugiarnos en nuestras madrigueras al calor de una manta y sacándole todo el jugo posible a nuestra suscripción a “knitflix” llegan también… ¡las listas!

andrew-neel-308138-unsplash

Foto: Unsplash Andrew Neel


Las listas de fin de año pueden ser la cosa más inocente y divertida o el asunto más cruel y deprimente del año, según las afrontemos. Podemos obsesionarnos con esa inmensa pila de asuntos pendientes o podemos volver a caer en la ingenuidad de ponernos metas imposibles. Podemos mirar nuestras listas del año pasado y sollozar amargamente por no haber cumplido ni el 50% de las decisiones con las que nos comprometimos. Pero, también podemos… coger todas las listas, hacer pelotillas de papel con ellas y jugar un rato al basket desde nuestra mesa de la oficina. Incluso creo que no pasaría nada… si alguna de esas bolas se nos desvía ligeramente hacia la cabeza de ese compañero pelota y arrogante que todos tenemos.

Básicamente, las listas, están para saltárselas. Hacedlas. Pasadlo bien. Despejad la mente con propósitos impecables. Hacedlo.
Así… luego, os dará muchísimo más gusto pasárnoslas por el arco del triunfo. ¡Ups! ¿Puedo ser políticamente incorrecta en mi propia editorial?
¡Claro que sí!

Hemos venido a saltárnoslo todo:

Las dietas, el reto de tejer al menos un par de calcetines al mes, el llevar la agenda al día, aprender a pintar con acuarela, hacer ese curso de foto al que te apuntaste hace… sí, hace un año. Estamos aquí para coger papel y boli y hacer nuevas listas con las que darnos el placer dentro de doce meses de saber que somos perfectamente imperfectos y que, no hemos podido cumplir ni un sólo propósito porque estábamos disfrutando de una vida caótica que es la que hemos elegido.
Hemos venido a saltárnoslo todo:

Las dietas, el reto de tejer al menos un par de calcetines al mes, el llevar la agenda al día, aprender a pintar con acuarela, hacer ese curso de foto al que te apuntaste hace… sí, hace un año. Estamos aquí para coger papel y boli y hacer nuevas listas con las que darnos el placer dentro de doce meses de saber que somos perfectamente ixmperfectos y que, no hemos podido cumplir ni un sólo propósito porque estábamos disfrutando de una vida caótica que es la que hemos elegido.

¿Tienes ya tu agenda? Yo tengo la mía, la del año pasado. ¡Impecable, oye! Ni un tachón… ni un tachón, ni una bendita anotación. ¿Por qué? “porque yo lo valgo”. Y porque sigo metiendo información a “cascoporro” en la cabeza como si yo fuera “el mentalista” y pudiera acordarme de todo. ¡No hay dolor!


BELLOTA 2 Revista de patrones de punto en castellano
Hace un mes, la Soraya al borde del colapso producido por el lanzamiento de BELLOTA 2, te hubiera dicho que te organices, que uses un cuaderno, que vayas tarea por tarea… ¡paparruchas! Inténtalo, pero, por favor… deja de castigarte y haz una lista, sólo una.
Bueno, dos.
Escribe tu carta a los Reyes (y obvia lo mal que te has portado porque es mentira, no lo saben todo) y una lista con tu “top 5 de maravillosas cagadas del año” y disfruta riéndote de ellas.

       ¿Quieres saber las mías? 

  1. ¡He editado dos números de una revista que no da un duro! (Pero he editado 2 números de una revista.  Es más, he editado dos números de la primera revista de patrones de punto en castellano.) 

  2. He tardado unos 13 meses en darme cuenta de lo que quería hacer en Lille. Con lo cual he pasado exactamente 13 meses, dudando, poniendo en cuestión mis objetivos y preguntándome una y otra vez qué es lo que quiero hacer de aquí a 5 años sin respuesta alguna. (Y, sin embargo, creo que me conozco mucho mejor y sé que estoy creando una comunidad en torno al punto que es una auténtica pasada). 

  3. De los 7 días a la semana que empecé haciendo yoga, he terminado haciendo yoga, sólo 3 días a la semana. (¡Eh! tres días a la semana, ¿no es genial?
)
  4. La dieta… eh Francia: país del queso y de los croissants. La dieta. (Humm, a ver… Vale, no he conseguido hacer dienta pero he perdido como 6 kgs y me siento guapa y feliz. ¡Al demonio la dieta! ¿No será esa la clave? Dicen que reír quema calorías… 
).
  5. Sigo sin hablar francés… Pero hoy he ido al dentista y me he apañado, puedo pedir una cerveza y una habitación de hotel e, incluso, veo alguna película sin sentirme completamente fuera de lugar. ¡Progreso adecuadamente! 


    ¡Vale, he hecho trampa! pero, al final, todas las cosas que no hacemos perfectamente perfectas tienen un lado positivo y nos hacen más humanos. Yo, me propuse sacar un patrón al mes, aprender a hablar francés y conseguir saber lo que quería a hacer después de un año sabático. Y me parecían sólo 3 objetivos. Casi nada.

    Hoy,  12 meses después, sigo sin tener 12 patrones en mi Ravelry pero soy consciente de de que he puesto patas arriba junto a Trizas y Trazos el panorama tejeril en nuestro país y también sé que estoy en el camino adecuado para seguir consiguiendo paso a paso, un trabajo que me guste y que me haga feliz.

 

¿Cuál es tu lista de cosas no conseguidas en 2018?

Hazla y mira su cara B, siempre la hay.

kara-eads-554236-unsplash
Ya sabes… te espero en mi mail o en los comentarios.

HAPPY KNITTING!

Soraya García

Soraya García

knitter in command

 

La caja de PANDORA… Hoy os hablo de PATREON. ¿Me invitarías a un café 2.0?

Hoy, destapo una caja de Pandora que ha de abrirse ya: debemos plantearnos si los creadores que  cada día alimentan nuestra imaginación o nos ayudan a aprender, a crear o a pasar un rato… ¿merecen una pequeña compensación económica que ayude a sus canales de creación a mejorar o simplemente como forma de agradecimiento?

Pantone 2019: Living Coral. Un color ingobernable

Hablemos del coral:

El coral es un color romántico (entiéndanse aquí sus connotaciones positivas y negativas) y profundamente intuitivo. El dominio de las paletas coral… ¡no es fácil! Este año, queridos tejedores… ¡Nos vamos a divertir!

2 Comentarios

  1. Marta

    Madre mía, la verdad es que sí ya estamos en diciembre y el 2018 ha pasado volando. Yo no soy de hacerme listas, porque la verdad es que me estresan más que ayudan aunque sí que tengo una agenda.
    Lo que me he dado cuenta este año es que quiero ser feliz, sin preocuparme de cumplir objetivos o la aceptación de personas que no suman nada!! Que te haces cruces por agradar pero los demás no.
    Además, a pesar de ser un año precioso porque ha nacido mi pequeño y he conseguido terminar varios proyectos (varios del primer número de Bellota!) los médicos han cubierto la mayoría de los días, y sólo quiero que pase y empecemos el 2019 con proyectos imposibles, listas interminables pero, como has dicho, con mucha risa.
    Gracias por tus letters tan espontáneas y sin estereotipos 🙂

    Responder
    • sorayismo

      El tiempo se pasa volando y más cuando tienes un montón de cosas que hacer y… la vida es demasiado corta para dedicársela a: la gente que no suma, los compromisos, la perfección o los estereotipos! 😉
      Un besazo, Marta. Tu sigue tejiendo lo que te pida el cuerpo y lo demás… “ya lo pensarás mañana” como decía Escarlata O’hara.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This