Seleccionar página

Reinventarse o morir. ¡Curso nuevo, vida nueva!

por | Sep 7, 2018 | Journal | 0 Comentarios

 

A mí, la vuelta al cole me llena la cabeza de pájaros, ¿y a ti?

 

 

Es llegar septiembre y empezar a inventar vidas y a soñar en voz alta… ¿No te pasa? Llega septiembre con sus días cortos y su invierno como amenaza y yo, me pongo a pensar la cantidad de cosas que me gustaría hacer y aprender. Como podrás imaginar… de esa larga lista de ideales, muy pocos se cumplen, pero, también he aprendido a valorar las que sí se cumplen por casualidad por el camino. Hoy  te lo cuento…

Nuevo Renacimiento

Creo que después de casi un año fuera de Madrid,  estoy lista para despegar, para renacer y para emprender un camino nuevo. Cuando llegué a Francia, tenía una lista de objetivos tan grande que, no fui capaz de cumplir ninguno, o eso es lo que yo me decía a mí misma, mintiéndome cruelmente porque… aunque no he sido capaz de tachar más que una o dos tareas de aquella lista inicial con la que vine, he podido hacer como 30 listas paralelas en las que todos los hitos, o casi todos, se  han ido cumpliendo. Lanzar Bellota, empezar a publicar patrones, empezar a defenderme hablando francés y, sobre todo, dejar atrás las exigencias con las que venía de Madrid.

Después de un  verano “aburrido” y  un poco duro para mí, he podido plantarle cara  al monstruo de la procrastinación y al fantasma de la comparación y el miedo para emprender un camino en solitario que bien o mal… será mi camino.

A mitad de año cometí el error de pensar que cada paso que yo diera por mi cuenta podría ser super crucial para BELLOTA y, poco a poco me dí cuenta que  lejos de tener que pensar en lo que podía o no hacer al margen de nuestra publicación (yo tenía un miedo terrible a perjudicar a BELLOTA con mis dudas y tropezones creativos), Bellota, me dejaba un hueco precioso para desarrollar mi creatividad como individuo y sin tener que exigirme nada. Bellota ya exigía un montón  de cosas bien hechas y un montón de responsabilidades, así que, en julio decidí, que este blog, estaría dedicado al ensayo-error, a la duda y sobre todo a la experimentación, al “¿por qué no?” y a todas las cosas que se quedaban en el tintero por miedo a no ser perfectas para compartir pero que, si me guardaba dentro no paraban de burbujear…

Por eso, este mes comienzo este recorrido sin pretensiones con la idea de la “reinvención”  que es, una vez más lo que me ha salvado del aburrimiento y de la pereza y del miedo a la imperfección y el error.

Comienzo una newsletter distinta, comienzo una manera distinta de plantearme y plantearte las cosas… Creo que mucho más cercana a lo que yo soy que a lo que me dicen que tengo que ser.

Espero que te guste ese cambio… para mí es un gran paso.

Desde estas líneas quiero  agradecer a Vanessa por empujarme al borde del precipicio con este maravilloso libro, a Berta  por enseñarme que “la comparación es un acto de violencia” -mantra que ahora me repito cada día- y a Maite por los largos cafés y su positividad y sinceridad siempre. (Son 3 mujeres indispensables que sí todavía no tienes en tu vida… ¡estás tardando!). 

Soraya García

Soraya García

knitter in command

 

Editorial Octubre

Intentando sacar el lado bueno de un mes que ha sido un desastre, me di cuenta del valor de mis errores, volví a pensar en lo importante de disfrutar el proceso y decidí pasar la página de septiembre sin importarme todos los “tachones” y “borrones” que dejaba en ella y ponerle buena a cara a octubre un mes nuevo para llenar de jerseys y trabajo bien hecho.

Tu color favorito tiene nombre internacional. ¿Sabes cuál?

En 1960 el artista francés Yves Klein se vió empujado a un vacío en el cual ningún azul fue capaz de hacerle completamente feliz, ni responder a sus ideas poéticas sobre el arte y las poéticas del vacío. Fue entonces, cuando decició crear su propio color. “El azul más azul”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This