Seleccionar página

10 cosas que no debes hacer si viajas a Islandia.

por | Ago 1, 2018 | Inspiration, Journal | 0 Comentarios

Rozando el Círculo Polar, una vez más… 10 días en Islandia #1

Lo primero que debes saber cuando viajas a Islandia es que… todo lo que te hayan contado “es mentira”. Así que, lo más probable es que mis consejos tampoco te sirvan. Creo que la experiencia islandesa de cada uno es tan particular que ni el más enterado de los blogs sabrá darte la receta mágica para que tu viaje sea perfecto. O es que quizá no existe el viaje perfecto a Islandia. Es una isla incierta… en la que el tiempo, efectivamente, “cambia cada 5 minutos”, una isla en la que todo contratiempo al volante siempre podría ser peor y un lugar en el que yo no paré de pensar: “lo  peor que puede pasar es que entre en erupción un volcán”.

¡Venga, a desmontar mitos!

10 cosas que yo no volvería a hacer si vuelvo a Islandia:

1- El Ring Road. No sé exactamente de dónde viene ese mito de hacer la carretera que rodea la isla pero… si no tienes un mes de vacaciones… créeme: ¡es excesivo! Nosotros hemos ido 10 días y hemos pasado una media de 8 horas de carretera. Yo soy una apasionada de los road-trips y, la verdad que voy encantada admirando el paisaje. Pero, pasar tus vacaciones metida en una furgoneta, por muy bonito que sea el horizonte; para mí, no es una opción. De todas maneras, si eres testarudo y  quieres hacer el Ring en tiempo récord… te recomiendo esta ruta. (Mi otro brico-consejo es que si quieres hacer “El Ring” y tienes 10 días sigas un plan de 7 días, así tendrás margen para parar si algún sitio te gusta). Para mí, lo peor del viaje han sido las prisas y es que una vez que empiezas “El Ring”, estás atrapado porque tardas lo mismo en dar toda la vuelta que en volver… Lo que yo haría: Creo que si empiezas en Reykjavik cogería directamente la furgoneta el día de llegada y tiraría hacia el noroeste de la isla. Esa parte, en mi opinión, es la más bonita y además, tiene la ventaja que condensa una gran parte de los paisajes que vas a ver por el resto de la isla.

 

Dramatic Ring Road Iceland

 

2- La zona NorEste. BOOORING! Sinceramente, es verdad que, debido a los nubarrones pudimos ver poco de esa zona, pero: hay pocos animales, los paisajes son monótonos y creo que salvo la impresionante y salvaje cascada de Dettifoss, el resto… ni fu, ni fa. Dettifoss es una cascada muy bruta y, la verdad que merece la pena, pero creo que… lo que yo haría en caso de poder alargar el viaje más allá de la mitad superior izquierda de la isla es llegar hasta aquí y bajar en línea recta hacia la playa de Vik que es el otro accidente geográfico recomendable del lado derecho de la isla. El resto de la parte izquierda de la Isla, me lo saltaría. Recuerda esto: “En Islandia, haz como Pet Shop Boys: “Go West!”.

3- Escatimar en un 4x4. Si vas a Islandia: 1, prepara la cartera y 2, lleva ruedas que soportan el paisaje. Precisamente, si no vas a hacer el Ring Road, lo mejor es poder atravesar lo que se conoce como highlands (o “tierras altas”) del centro de la isla. Para eso, vas a necesitar ruedas del tamaño de un tractor. ¡ja, ja, ja! No exagero.

5 – No llevar comida. Si tienes la oportunidad: lleva comida. Latas, envasados al vacío. Viajar a  Islandia  es viajar a una película de zombies en lo que  a la comida se refiere. Islandia es lo más parecido a un  futuro postapocalíptico que han visto mis ojos.  Comer en Islandia es mucho peor de lo que te han contado. Pero, si no puedes llevar comida… Aliméntate de: perritos y hamburguesas de gasolinera (es lo más barato y lo mejor calidad precio que vas a encontrar), ramen instantáneo y pasta instantánea. Aunque pienses que algo estará bueno… Creeme, nada fuera de Reykjavik que no se llame Koffee va a saber a lo que un español entiende por alimento. En Islandia comer es igual a sobrevivir no a disfrutar.  En Reykjavik si tuvimos la oportunidad de comer decentemente, incluso bien, por un precio razonable. Te dejo aquí (Burgers) y aquí (Veggie) un par de restaurantes que estaban bien y este link dónde hay algunas otras sugerencias.

 

Bio Borgari Burger Foto: Bio Borgari

 

6- Beberte una cerveza después de las 8 de la tarde. Pensarás, ¿Qué? Pero entre las 15 y las 20h los garitos de Reykjavik tienen “happy hour”. Durante esa franja horaria, las cervezas están al precio continental, después de las ocho de la tarde suben al rango de “sangre de unicornio” y entonces cuestan en torno a 12 Euros. Estas son las mejores cervezas irlandesas o eso dicen porque nosotros ¡solo encontramos la Viking!

 

Islandia Viajes LaPhille

Foto: @madpipol / laphille

7- Buscar puffins y ballenas y focas… Créeme sólo vas a ver caballos más guapos que tú y  ovejas por un tubo. ¿En serio creías que los preciosos puffins quieren ver tu cara de turista hambriento? ¡Espabila!

8- Ir diciendo que no vas a comprar lana porque la lana lopi se encuentra en cualquier sitio…. Eso es: ¡MENTIRA! Creo que ya sabes que es lo primero que hice. La lana lopi salvó mi viaje, la semana que viene te cuento cómo.

9- Comprar  la Lonely Planet. Hay muchísima información en blogs y allí en todos los sitios. No compres la Lonely Planet porque no está actualizada y no es útil. Ahorrate los 30€, creeme, los vas a necesitar. Para mí, si te empollas bien este blog, creo que puedes ir bien servido. Aunque los islandeses recomiendan este otro que también esta genial.

10. Flipar con lo caro que es todo. En serio, pueden decirte 300 millones de veces que Islandia es caro pero hasta que no vas allí y pagas dos cervezas a precio de cena de tasca o te das cuenta de que un cargador de móvil usb para el coche cuesta 37€… no eres consciente de lo caro que es Islandia. Mis fotos no son muy buenas, te recomiendo que visites la phille para ver galerías preciosas de la misma ruta que yo hice. Viaje a Islandia… por Víctor laphille. @madpipol

Soraya García

Soraya García

knitter in command

 

Editorial Octubre

Intentando sacar el lado bueno de un mes que ha sido un desastre, me di cuenta del valor de mis errores, volví a pensar en lo importante de disfrutar el proceso y decidí pasar la página de septiembre sin importarme todos los “tachones” y “borrones” que dejaba en ella y ponerle buena a cara a octubre un mes nuevo para llenar de jerseys y trabajo bien hecho.

Tu color favorito tiene nombre internacional. ¿Sabes cuál?

En 1960 el artista francés Yves Klein se vió empujado a un vacío en el cual ningún azul fue capaz de hacerle completamente feliz, ni responder a sus ideas poéticas sobre el arte y las poéticas del vacío. Fue entonces, cuando decició crear su propio color. “El azul más azul”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This