Lorem Ipsn gravida nibh vel velit auctor aliquet.Aenean sollicitudin, lorem quis bibendum auci elit consequat ipsutis sem nibh id elit
RAVELRY INSTAGRAM FACEBOOK PINTEREST

Blog

Home  /  I knit   /  Viento, metal y madera. ¿Cómo elegir tus agujas circulares?
¿Cómo elegir tus agujas de punto?

Viento, metal y madera. ¿Cómo elegir tus agujas circulares?

(...) Tocar el contrabajo es una cuestión de pura fuerza, la música no tiene nada que ver con ello. Por esto un niño no podría tocar nunca el contrabajo. Yo empecé a los diecisiete años. Ahora tengo treinta y cinco. No fue un acto voluntario, más bien algo parecido al embarazo de una doncella, por casualidad. Después de pasar por la flauta, el violín, el trombón y Dixieland. Pero de esto hace mucho tiempo, y desde entonces he rechazado el jazz. Por otra parte, no conozco a ningún colega que empezara a tocar el contrabajo voluntariamente. Y en cierto modo, no es de extrañar. Se trata de un instrumento muy poco manejable. En realidad, yo diría que el contrabajo es más un estorbo que un instrumento. "El contrabajo" (1981), Patrick Süskind

Patrick Suskind

Hace poco llegué de nuevo a este maravilloso librito de Patrick Süskind que nada tiene que ver con su otra obra archiconocida “El Perfume”, más allá del artículo determinado en el título.

Hace poco, y cuando dí otra vez con este libro, que he leído ya tres o cuatro veces  por esas casualidades absurdas que te llevan a empezar por la mitad cuando limpias tu biblioteca y te acaban venciendo en favor de no acabar de limpiar jamás tu biblioteca y de releer estas novelas deliciosamente cortas apoyada contra una estantería y contrahecho en la luz eterna de las tardes de julio; pensé en la casualidad de la madera y el metal en los instrumentos de viento y en las agujas de tejer. Y pensé un largo rato en flautas dulces y traveseras y en mi camino desde las agujas de metal a las de madera y viceversa.

Knitting needles

Cuando empecé a tejer sólo había (o yo sólo conocía las agujas de metal) que eran duras, frías y pesadas. Luego me regalaron unas Addi de madera que me hicieron el aprendizaje cada vez más fácil y, finalmente, yo sola encontré el camino de vuelta hacia las agujas de metal y pedí, las que yo llamo mis “Rolls Royce”.

Un par de semanas atrás empecé el Jersey Chinquillho con las únicas agujas del 4’5 que tenía libres… pensé: hace mucho que no tejo con madera. Y, después de mucho sufrir con la tensión de la lana, decidí deshacer y comprar un juego nuevo de Hiya-Hiya del 4’5 para empezar de nuevo el jersey. El resultado: una enorme diferencia de tensión y un resultado impecable.

Esto me volvió a hacer pensar en “El contrabajo” y en las agujas de viento-madera (como les llamó interiormente desde que ví la analogía entre agujas e instrumentos de viento).

KnitPro DPNS

Si me hubieses preguntado hace 3 años que agujas prefiero, supongo que habría contestado madera. Si me preguntas hoy, te diré metal. Supongo que para cada proyecto la cosa cambia pero, lo cierto, es que con las agujas de metal siempre me siento cómoda y con las de madera, no. Creo que las agujas de madera nos dan una soltura y una comodidad muy buenas para empezar a tejer y para aprender. Sin embargo, a medida que avanzamos en nuestro conocimiento tejeril creo que todas tendemos al metal por la rapidez y por cómo deslizan. Cierto es que, cuando no eres experto, corres el riesgo de que, con las agujas de metal, se te escapen los puntos, así que, por eso, para empezar a tejer son ideales.

Pero, luego… ¿qué levante la mano la tejedora experta que no ha pasado de madera a metal en menos de un año?

En cuanto a marcas… tenemos la eterna lucha entre Chiao-goo y Hiya-Hiya dónde yo me decanto por las primeras pero, en la que evidentemente cada una tiene sus ventajas. Esta semana hice una encuesta en Instagram y ganaron de calle las adeptas de las Hiya-Hiya. Aunque, hablando por privado con muchas de vosotras, llegué a la conclusión de que las amantes de Chiao-goo somos gente silenciosa… ¡ja, ja, ja!

Chiaogoo TWIST 4" (10 cm) Tip Sets
Chiaogoo TWIST 4" (10 cm) Tip Sets - Imagen: ChiaoGoo

Os dejo aquí mi personal comparativa:

Comparativa puntas de agujas intercambiables varias marcas

Esta comparativa la he hecho en base a mi experiencia y el material que yo, he usado.

 

Mi conclusión es que si tienes un set de Hiya-Hiya, no has de necesitar un set de Chia-goo. Pero si te recomiendo probarlas. (Igual viceversa que es mi caso).

Si estás aprendiendo puedes empezar con madera: tanto Addi Click como Knitpro Simphony son buenas opciones. Los inconvenientes que yo le veo a la madera es que según qué fibras, no deslizan bien y que, con el tiempo o los accidentes (yo me he sentado encima más de una vez) se rompen, mientras las de metal, no.

Luego, según tus posibilidades de inversión, esto es lo de siempre: si te apetece y puedes invertir en el set. Yo iría a este juego que, para mí, lo tiene todo y con el que no vas a necesitar nada más en tu vida. (Bueno, quizá necesites tener un par de juegos extra de tus números favoritos).

Si no, puedes tener un juego intermedio de las que más uses y, lo mismo, dependiendo de tu presupuesto tendrás que elegir unas u otras. (Yo, puestos a tirar de tarjeta, me voy a Chiao-goo, pero creo que Hiya-Hiya son más baratas y, sobre todo, más fáciles de encontrar).

Lo que yo tengo es un set de lace y medianas de Chiao-Goo y luego voy comprando agujas según necesito por proyecto porque siempre quiero probar cosas nuevas y siempre quiero estar al día. ¡Y, además, no dejan de sacar novedades!

¿Qué le pido yo a unas agujas?

  • Que sean de metal.
  • Cable Flexible que no se retuerza o que no coja “vicios”.
  • Prefiero que sean de 4”.
  • Quiero que tengan una punta afilada.
  • Me gusta que giren sobre sí mismas y que tengan una unión muy suave entre la punta y el cable.

Esto es lo más importante para mí en unas agujas. Luego, cada una tiene sus particulares ventajas e inconvenientes. ¿Y tú? ¿Qué le pides a unas agujas?

Voy a terminar el post con este precioso guarda-agujas de Luymou. Lucía es una persona que hace un trabajo impecable en todo lo que se propone y Nora’s Auntie, su marca de accesorios de tela para tejedoras, no iba a ser menos. El guarda-agujas tiene un bolsillo para cables y distintos bolsillos para todas tus puntas, tiene un tamaño bolsillo ideal para llevar y sobre todo… os voy a contar un secreto: es muy airport friendly porque si las puntas que llevas son de madera o plástico (puedes camuflar alguna de metal) parece un estuche de lápices de colores.

Mil gracias por leer hasta el final. ¡Nos vemos pronto!

*Este post no está patrocinado. Todos los enlaces son los enlaces en los que yo consulto o compro mis accesorios y todos los productos, los he probado y usado sin patrocinio alguno. 😉 . –Si quieres que pruebe o haga una review de alguno de tus productos relacionados con tejer, ponte en contacto conmigo aquí-. 

 

COMMENTS
  • 29th julio 2018
    reply

    Raquel

    Muy interesante, y que bien lo cuentas Maja
    Yo estoy tejiendo con mis primeras Hiya-Hiya y me están gustando mucho, de lo que más que el cable gire sobre si mismo, me resulta muy cómodo.
    También reconozco que las KnirPro me encantan por sus colores, las que he probado también me gustaron excepto el cable insisto. Las de doble punta he de reconocer que me encantaron.

POST A COMMENT